sábado, 27 de marzo de 2010

Ella grita y tú no escuchas, llora y tú no ves, te busca y tú no estás.
Tú gritas y sus tímpanos revientan, lloras y las lágimas ruedn por sus mejillas, la buscas y ahí está, junto a ti.

Ya van dos veces que cometes el mismo error, ojalá a la tercera vaya la vencida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario